Desarrolla tu juego interior

Al igual que entrenamos nuestras habilidades físicas y técnicas a través del entrenamiento, tenemos que desarrollar nuestra habilidades mentales. Al incorporar a nuestra preparación un proceso de coaching orientado al Juego Mental estamos preparándonos, no solo para dar el máximo de nuestro potencial en el momento de la competición, sino para conseguir el máximo aprovechamiento de nuestros entrenamientos.
Nuestro nivel «competitivo» siempre está limitado por la imagen que tenemos de nosotros mismos. Trabajar nuestro Juego Mental desarrolla simultáneamente esa imagen interior para expandirla a la vez que expandimos nuestra habilidad física. Identificarás las creencias que te limitan y los hábitos que no te ayudan. A partir de ahí, se trata de sustituir esas creencias limitantes por otras que potencien tu imagen interior y encontrar qué hábitos necesitas incorporar para conseguir lo que quieres.
Lo mejor de desarrollar tu Juego Interior es que sus beneficios no se limitan a una actividad en concreto, te lo llevas «puesto» en todos los aspectos de tu vida.