El arma secreta de Rafa Nadal

Leyenda del Tenis

Acabo de ver ganar a Rafa Nadal su Master 1000 número 35, el Master de Montreal 2019. En la final, ha pasado por encima a Daniil Medveded (6-3; 6-0), tenista ruso, 8 de la ATP y que venía haciendo un torneo espectacular. Con esta victoria Nadal se convierte en el jugador con más Master 1000 de la historia, 10 de ellos en pista dura, un gran dato para un jugador que «decían» solo sabía jugar en tierra batida. Además de haber ganado en 3 décadas diferentes (antes de los 20, 20-30 y despues de los 30), lo que no está mal para un jugador que «decían» era todo físico y tendría una carrera corta.

Pero ¿cual es el secreto de Rafa Nadal?. ¿Es un extraterrestre?, ¿tiene un talento innato que solo surge una vez en la vida?. ¿Una combinación de genes casi imposible de repetirse?… seguro que el secreto no es solo uno, sino una combinación de multitud de factores, pero desde luego, uno muy importante es su cabeza. La fortaleza mental de Nadal es algo que merece la pena estudiar…. y replicar. Porque lo mejor de este secreto es que cualquiera puede hacer lo mismo. O al menos intentarlo. En tu mano está.

Fortaleza Mental

Mi línea de trabajo como coach deportivo es la mente. Ayudo a los deportistas a trabajar (entrenar) las habilidades necesarias para conseguir el máximo rendimiento desde el punto de vista mental. La física y la técnica son importantes, claves, pero la mente es lo que hace que todo encaje, que todo funcione. En la élite, todos tus rivales tienen un nivel técnico/físico/táctico muy similar. Y la diferencia la marca la capacidad mental de cada atleta.

He visto a Toni Nadal en TEDx y me siento identificado con mucho de lo que cuenta. Rafa Nadal es un ejemplo perfecto para ver esta idea puesta en práctica. No es técnicamente el mejor en nada, aunque con los años ha mejorado mucho sus golpes, sigue sin ser un referente en ninguno de ellos. Sin embargo, ha sido nº 1 del mundo durante 196 semanas en su carrera deportiva. Es ya una leyenda, no solo del tenis, sino del deporte mundial, con unos récords estratosféricos en el circuito profesional. Lo mejor de todo, es que ha sido número 1, ha “caido” y se ha vuelto a levantar, y lo ha repetido más de una vez.

«A lo largo de mi carrera he aprendido a disfrutar el sufrimiento»

Rafa Nadal

Rafa Nadal es un gran ejemplo porque trasciende el mundo del deporte. Incluso muchos de aquellos a los que no les gusta el tenis seguro que lo conocen. Si queréis hacer un experimento, preguntar que os definan a Nadal con una par de palabras, qué es lo que más destaca en él. La mayoría responderá su “fortaleza mental”. Juega cada punto como si fuera el último y nunca se rinde. A Nadal lo tienes que ganar tu, y lo tienes que ganar varias veces en el partido. Él no va a perderlo. Sus rivales saben que en los puntos importantes, los puntos claves, Nadal va a jugar incluso mejor que en el resto de los puntos, mientras ellos sienten que se les encoge el brazo.

Y escuchando a su tío y entrenador durante tantos años, podrás entender porqué. La respuesta es que Nadal entrena y ha entrenado desde siempre la parte mental del juego. Y le ha dado mas importancia que a la propia técnica. La prioridad de su entrenador (y tío) era construir el carácter de un campeón (persona) excepcional. Y las piedras angulares de ese carácter son el esfuerzo, la constancia, la resistencia y la resiliencia. Y todo esto se entrena. Sesión a sesión, día a día, temporada a temporada…

Entrenas todo…. menos lo más importante

Es curioso que estamos damos por hecho que necesitamos un profesor que nos enseñe la técnica en un deporte determinado. Y que cuando empezamos a ser competitivos y queremos dar un paso más, nos buscamos un preparador físico para que nos haga más fuertes, rápidos y resistentes. Y si seguimos evolucionando, nos buscamos un nutricionista, ya que ultimamente nos hemos dado cuenta lo importante que es aportar el combustible correcto al cuerpo para que rinda al máximo de sus posibilidades. Otro gran campeón como Djokovic no dió ese paso definitivo al escalón de los «más grandes» hasta que cambió su dieta trabajando con un especialista en nutrición (libre de gluten). Sin embargo, la parte mental es algo que se trabaja de forma muy puntual, solo cuando tenemos algún problema concreto de bloqueos, estrés, ansiedad, etc…. Nos buscamos alguna charla de un psicólogo deportivo, leemos unos cuantos consejos, material de motivación y acudimos a hablar con un psicólogo si la cosa es más grave… y ya queremos resultados.

Siento darte malas noticias, pero esto no funciona así. Para ser un TOP en cualquier disciplina necesitas entrenar tanto o más la mente de lo que entrenas técnica o físicamente. Las buenas noticias es que los resultados de este entrenamiento no se quedan en el ámbito del deporte que hayas elegido… te los llevas “puestos” para el resto de áreas de tu vida.

Este entrenamiento mental ha de orientarse a ir formando el caracter del deportista de acuerdo a los objetivos que decida fijarse. La técnica irá a la vez, pero el caracter debería de ser la piedra angular de esa práctica deportiva. ¿ porqué no empiezas por preguntarte para qué haces deporte?. Tu respuesta te indicará tus prioridades. El orden correcto del desarrollo de un campeón es, en mi opinión, SER -> HACER -> TENER, y no al revés, como suele pensar la mayoría. Primero construimos nuestros cimientos, nuestros hábitos, estilo de vida, carácter… eso permitirá que podamos llevar a cabo nuestros planes, poner en práctica las estrategias previstas y recorrer el camino que queremos. Y finalmente, conseguiremos nuestros objetivos por que si tenemos unos buenos cimientos y un buen plan, no hay otra alternativa que llegar a nuestro destino.

Dos claves para desarrollar fortaleza mental

Desde mi punto de vista, hay dos áreas que señala Toni Nadal que me parecen claves para nuestro entrenamiento y para cualquier ámbito de la vida:

(1) Tener la máxima confianza en uno mismo. Creer en ti.
Esta es la clave para intentar “ganar” cualquier competición o alcanzar cualquier objetivo que te propongas. Si no crees que puedes hacerlo, ya has perdido. No lo conseguirás. Así de claro. Para lograr tus propósitos, primero has que creer que tienes lo que hay que tener para conseguirlo. Y si no lo tienes ahora, lo conseguirás entrenando para ello. Tu diálogo interior debe de ser el de un campeón aunque aún no lo seas. No estoy hablando de que fantasees, no. El pensamiento positivo, mal entendido, no es muy positivo. No se trata de no ver la realidad tal y como es, se trata de reconocerla, asumirla, aceptarla y a partir de ahí buscar soluciones para conseguir tus propósitos. ¿Que no eres mejor que tu rival? Vale, no tiene ningún sentido decirte a ti mismo que tienes mejores golpes que él, o que eres más fuerte. Pero eso no significa que no puedas derrotarle. Porque puedes. Siempre hay un camino. Búscalo.

(2) Asume tu responsabilidad. Deja de buscar excusas. No te quejes.
Nunca te quejes ni le eches la culpa a factores externos. La responsabilidad de lo que sucede es tuya. Asúmelo y busca soluciones para mejorar. Hay una frase de Toni Nadal que me encanta. Cuando le hacen un » sobre lo mal que ejecuta el saque un alumno, y le preguntan “¿Es así como le has enseñado a sacar?”, el responde, “No, es así como ha aprendido a sacar él, yo le he enseñado otra cosa”. La responsabilidad del aprendizaje es nuestra, no de nuestro profesor. La responsabilidad de nuestro rendimiento es cosa nuestra, no de las bolas, el viento, la pista o nuestro coach que no nos ha dado la táctica correcta. La responsabilidad de nuestros comportamiento es nuestra, no del rival con sus provocaciones, del público adverso o del árbitro parcial…. Asume tu propia responsabilidad.

«La gloria es ser feliz. No es ganar esto o ganar aquello. La gloria es disfrutar del entrenamiento, disfrutar de cada día, disfrutar del trabajo duro, intentar ser un mejor jugador hoy de lo que lo era ayer»

Rafa Nadal

_____________________________________________________________________________

Ahora que conoces el secreto de Rafa Nadal, si quieres empezar a darle al entrenamiento de tu mente la importancia que tiene, yo puedo ayudarte. Ponte en contacto conmigo en info@davidpermuy.com y hablamos para ver la mejor forma de entrenar tu fortaleza mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *