8 beneficios de entrenar tu mente

Desarrolla tu fortaleza mental

Trabajar con un Coach especialista en el Juego Interior (Mental Game Coach), te ayudará a desarrollar la fortaleza mental necesaria para competir de forma consistente y mejorar en varios aspectos psicológicos que pueden resultar claves para alcanzar un rendimiento óptimo en el momento que más importa.

Al igual que trabajar con tu entrenador te ayuda a mejorar técnica y tácticamente, y el trabajo con un especialista físico te ayuda a conseguir la velocidad, agilidad y resistencia que necesitas para rendir a un alto nivel, un coach especialista en el juego interior te ayuda a desarrollar tu «juego mental». Todo tu trabajo físico y técnico puede no significar nada si lo que hace que todo funcione, tu mente, falla en el momento clave.

A pesar de la importancia que la mente tiene en nuestro rendimiento, el porcentaje de tiempo, esfuerzo y recursos que le dedicamos es bastante pequeño… por el momento. Muchos deportistas (y profesionales de cualquier actividad) están dando los pasos adecuados para entrenar su mente como parte integral de su entrenamiento. Vamos a ver 7 beneficios que puedes obtener del entrenamiento mental con un Coach especializado.

«El quinto set no tiene que ver con el tenis…. tiene que ver con tus nervios»

Boris Becker

Beneficios del entrenamiento mental:

  1. Te ayuda a asumir circunstancias negativas (por ejemplo, lesiones)
    • Esta es una de las situaciones típicas en las que la fortaleza mental puede ayudarnos de forma decisiva a afrontar todo este proceso. Como afrontar una lesión, especialmente si es de gravedad, es fundamental para la recuperación de la misma y para la salud mental del deportista.
  2. Soportar la presión de la competición
    • Esta es una de las «marcas» de los grandes campeones. Rinden al máximo de su capacidad en situaciones de máxima presión. Consistentemente. 
  3. Gestionar las expectativas de tu entorno
    • Cuando las expectativas sobre un deportista son altas y este deja que interfieran en él, la presión se dispara y la confianza se resquebraja. Empieza a poner su atención en los resultados y no en el proceso y aparecen los juicios de valor, que son letales para el rendimiento. El diálogo interior se vuelve negativo y el riesgo de «fracasar» se multiplica.
  4. Poner la atención en el proceso y no en el resultado
    • El deseo de todo deportista es entrar en esa área mental llamada «La Zona». Para estar en la zona, la atención ha de estar en el momento presente. No en el punto anterior o en lo que podría pasar en el futuro. Nuestra concentración está en la tarea que tenemos entre manos en este momento, en el proceso que tenemos que realizar para rendir al máximo. Para ello tenemos que desarrollar un alto nivel de concentración para volver al momento presente cada vez que nos distraigamos. Si cometes un error, lo procesas y lo olvidas, volviendo la atención al aquí y ahora. Tu atención está en aquello sobre lo que tienes control. No vas a desperdiciar energía sobre lo que no puedes controlar, y el resultado es algo que no puedes controlar.
  5. Mantener la confianza en tus capacidades
    • Sin un nivel de confianza en tus capacidades alto y estable, no podrás rendir a un alto nivel. Una alta confianza te permite superar rápido los errores, superar el miedo y mantener la calma en momentos complicados. La confianza cuesta mucho conseguirla y muy poco perderla. El trabajo de fortaleza mental busca mantener el nivel de confianza estabilizado.
  6. La clave está en los entrenamientos
    • En competición no hay que «pensar», sino dejar salir todo lo que has entrenado sin interferencias mentales. Por tanto, la clave para un alto rendimiento está en el entrenamiento. La mentalidad que debes desarrollar es la de «se juega como se entrena», y buscar activamente mejorar tu juego cada vez que tienes un entrenamiento. «Entreno hoy para jugar mejor mañana», puede ser un buen mantra. Recuerda poner tu maxima atención en los entrenos y eso te permitirá confiar en tus habilidades a la hora de competir, sin interferir con instrucciones mentales. Dejar que todo el trabajo realizado «fluya» de forma subconsciente.
  7. Gestionar las emociones
    • Especialmente ante los errores y las derrotas o problemas inesperados. De los errores se aprende y despues se dejan atrás. Si te quedas enganchados en los errores (o derrotas o problemas) estas en el pasado y no quieres eso. Recuerda que la fortaleza mental te ayuda a mantener la mente en el momento presente. Con toda tu atención puesta en la tarea que tienes entre manos. Nada de recordar errores, ni enfadarte o frustrarte por un problema que haya surgido (viento, lluvia, retraso en el juego, etc…). Es importante no dar ninguna ventaja a tus rivales. Mantener siempre un lenguage corporal de confianza y poder, aunque estes agotados y preocupado en tu interior. La fortaleza mental te ayudará a recuperarte pero mientras, mantendrás la imagen que quieres transmitir. Aquí también entra la paciencia y mantener la estrategia de juego a pesar de que vayas por detrás en el marcador. No rendirse ni acelerarse ni tomar decisiones precipitadas, mantener la calma y nunca rendirse.
  8. Utilizar rutinas para mejorar tu consistencia en competición
    • Una rutina ayuda a los deportistas a mantener una consistencia en la competición. Un «mental game coach» te ayudará a desarrollar las rutinas pre-competición, durante la competición, y post-competición que te ayudarán a prepararte física y mentalmente. Las rutinas tienen componentes físicos y mentales. Las rutinas pre-competición te ayudan a entrar en el estado mental óptimo para iniciar la competición de cara a alcanzar tu máximo rendimiento. Las rutinas durante la competición son como un ancla que te ayuda a centrar tu atención en el presente y evitar las distracciones. Las rutinas post-partido sirven para analizar lo bueno y lo que es necesario mejorar, aprender y soltar lo que ya ha ocurrido.

«Muchas personas, cuando te ven correr, dicen: «aaah, lo hace tan fácil, parece que no le cuesta nada». Lo que no saben es que antes de llegar a ese punto, ha sido duro, muy duro. Ha sido sacrificarse y trabajar muy duro día tras día. Esos días en los que te «mueres» corriendo y solo quieres parar, solo quieres dejarlo todo e irte a casa»

Usain Bolt

En resumen, los deportistas que entrenan su Juego Interior mejoran su consistencia en competición, obtienen más de sus entrenamientos, se centran en el proceso, en lo que pueden controlar y manejan las situaciones de presión de tal manera que reducen mucho el riesgo de bloquearse en el momento clave. Su concentración mejora y gestionan de manera positiva sus errores y derrotas, aprendiendo de los mismos sin dejar que le afecten a nivel personal. Desarrollan una mentalidad proactiva orientada a la mejora continua, buscando ser un poco mejor cada día. Ganan claridad sobre porqué hacen lo que hacen y qué es lo que quieren conseguir y asumen su responsabilidad personal por las decisiones que toman.  

Si quieres dar un paso más, añadir el entrenamiento mental a tu día a día, y conseguir uan ventaja competitiva, ponte en contacto conmigo en info@davidpermuy.com y hablaremos sobre como conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *