Gestionar los Nervios antes de una Competición

Por favor… que no me ponga nervioso !!!

¿Te pones muy nervioso antes de una competición?. ¿Te extraña?. Bueno, es lógico que tengas cierto nivel de tensión antes de salir a jugar. No es nada raro. Quizás son las expectativas (otra vez las dichosas expectativas) de que para rendir bien hay que estar relajado y no ponerse nervioso. Quizás para algunos jugadores esto les funcione, pero en general, para la mayoría de los seres humanos, no es así. Da igual que seas deportista de élite, actor, músico, empresario, vendedor, estudiante, etc… cuando te pones en una posición en la que tienes que dar todo lo que tienes, el cuerpo reacciona preparándose para la ocasión. Y el síntoma externo de esa preparación del cuerpo es lo que llamamos “nervios”. 

El problema viene cuando empiezas a notar esa opresión en el estómago, o en el pecho, y la juzgas como algo “malo”. Entonces empiezas a ponerte nervioso por el hecho de que te estás poniendo nervioso. La consecuencia es como una bola de nieve que te lleva desde una reacción normal y “positiva” de tu cuerpo hasta una situación de ansiedad que es perjudicial de cara a tu rendimiento.

Estrés…. ¿malo?

Cuando hablamos de nervios, hablamos de estrés. Y lo primero que tienes que tener claro es que el estrés, por si mismo, no es malo. Necesitas cierto nivel de estrés para jugar a tu máximo nivel. Ese estrés no es más que la activación del cuerpo para conseguir su nivel óptimo de cara a la tarea que va a realizar. Por tanto, el estrés es necesario. El estrés “bueno”.

La clave es saber gestionar el estrés en competición (y fuera de la competición) para que sea “bueno”, evitando ese estrés “malo” que te perjudica. La gestión del estrés o regulación emocional, es una de las claves del Juego Interior.

Gestionar el estrés no significa que tienes que eliminar los nervios. Significa que aceptas lo que sientes como algo normal en esta situación y que, aún sintiendo “nervios”, te mantienes concentrado y en control. Gestionar el estrés significa que pones esa tensión a trabajar para ti, utilizando esa energía para mejorar tu rendimiento, jugando con la intensidad que la competición requiere (que es muy alta) pero sin pasarnos. De ahí que hablemos de “gestión” del estrés. No quieres que te desborde la tensión y pierdas la concentración, ni tampoco que te encuentres demasiado relajado y cometas demasiados errores.

Se trata de que seas consciente de esos nervios, que sientas como te están influyendo y que seas capaz de regularlos de tal forma que sean un aliado y no un enemigo más. 


«… Esas son las preguntas equivocadas. La pregunta correcta que debes de hacerte es: ¿He dado todo lo que tenía? ¿He puesto el 100% hoy en el campo?. Eso es todo lo que importa. Todo lo demás es secundario…»

John Wooden


Consejos para gestionar los nervios antes de una competición

  • Recuerda que no importa cual sea la situación en la que te encuentras en competición, sean cuales sean las circunstancias, los rivales, etc… el mantener la calma y el nivel de tensión adecuado para rendir a tu máximo nivel depende exclusivamente de ti.
  • Los nervios son algo normal. Es la respuesta del cuerpo preparándose para la batalla. 
  • Los «nervios» son positivos. Sin ese nivel de estrés “bueno” no tendrías la intensidad necesaria para competir a un alto nivel. Necesitas todo ese torrente de hormonas para dar todo de lo que sabes que eres capaz…. Y más.
  • Cuando sientas los nervios, no los etiquetas como algo “malo”, como ansiedad, etc… si te das cuenta que lo estás haciendo (los pensamientos suelen ser muy rápidos) simplemente repite mentalmente STOP! y etiquétalo de otra forma que sea más positiva para ti… por ejemplo: “me siento al 100%”, “estoy listo para dar lo mejor que tengo”, etc… imagínate la barrita de energía de los videojuegos cuando recarga y está llegando al máximo, y alégrate de que están ahí, porque sin ellos no podrías jugar a tu máximo nivel.

______________________________________

Si quieres aprender a cambiar tu relación con el estrés y a utilizar la presión para que te ayude a dar todo tu potencial cuando sea el momento de darlo, ponte en contacto conmigo en info@davidpermuy.com y empecemos a entrenar tu mente de la misma forma que entrenas tu cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *