¿Por qué necesitas entrenar tu Mente?

Fotografia: Ed Gregory

Trabajar con un Coach para desarrollar tu «juego mental»


Los deportistas dedican gran cantidad de tiempo y esfuerzo en trabajar y preparar sus cuerpos física y técnicamente. Tienen entrenadores y preparadores físicos. Y seguramente trabajarán con nutricionistas y fisioterapeutas. Tienen todos los aspectos necesarios para conseguir un alto rendimiento en el deporte: resistencia, agilidad, velocidad, flexibilidad, fuerza, técnica y táctica….. pero algo falta. No conseguimos rendir en competición a nuestro potencial, perdemos la concentración, perdemos confianza, nos cuesta controlar la presión, no podemos salir de un bache, etc… todos conocemos deportistas con un enorme talento que no han conseguido el éxito que parecían tener en la mano.


La respuesta es que la gran mayoría de los deportistas (y en general, las personas) no le prestan prácticamente ninguna atención al Juego Mental. No trabajan ni «entrenan» el Juego Interior. Al menos, no lo trabajan de forma tan específica e intensa como el resto de áreas. Y eso a pesar de que la práctica totalidad de los grandes campeones reconocen la enorme importancia que tiene la mente en su rendimiento.


En la élite el talento te rodea por todas partes. El nivel técnico y táctico es muy alto. A nivel físico igual. La diferencia es, en muchas ocasiones, mental.


Por otro lado, se suele dejar el entrenamiento mental (o el trabajo con el Juego Interior) para cuando ya estás en la élite. Como algo extra. No está mal, mejor tarde que nunca, pero no existe una pastilla que te de la fortaleza mental de un campeón en unos pocos días. La clave es incorporar este trabajo a tu entrenamiento desde el principio. Tal y como haces con el resto de áreas. Igual que hay deportistas con un talento o unas condiciones innatas que progresan aunque no tengan los mejores entrenadores ni el mejor plan de preparación, hay deportistas (personas) que se trabajan muy bien por si mismos (o con ayuda externa de entrenadores, familia, etc…) el juego interior. Sin embargo, para la mayoría es mucho más fácil seguir un camino planificado y recibir toda la ayuda posible para ser lo mejor que podamos llegar a ser.

Si tienes un problema mental (de cualquier tipo) lo mejor es que acudas primero a un psicólogo. Pero si no tienes ninguna dolencia de tipo «clínico» trabajar con un Coach especializado en el Juego Interior puede ayudarte enormemente a mejorar tu rendimiento.  El trabajo de un Coach es ayudar a que consigas claridad sobre lo que quieres lograr y aprendas a establecer los pasos necesarios para conseguirlo. Mientras, por el camino, te vas convirtiendo en la persona que necesitas ser para que se hagan realidad tus objetivos. En el proceso de coaching la responsabilidad es tuya, vas a sacar solo lo que inviertas en el proceso. Y esto es precisamente lo más valioso de todo ello.


Entonces, ¿qué es lo que hace un «Mental Game Coach»?

Un «Mental Game Coach» es un Coach especializado en el Juego Interior que te prepara mentalmente para que consigas el máximo beneficio de tus entrenamientos y rindas al máximo de tu potencial en competición. Míralo como tu Coach personal de alto rendimiento. De la misma forma que entrenas tu cuerpo, te ayudará a entrenar tu mente para que desarrolles todo tu potencial. El objetivo es trabajar de forma proactiva para conseguir una ventaja competitiva sobre tus rivales y desarrollar la fortaleza mental necesaria para rendir a tu mayor nivel en los momentos que importan.


Un deportista suele acordarse del psicólogo deportivo cuando tiene problemas de confianza, está frustrado porque se encuentra estancado, ha perdido la motivación, le puede la presión, etc…. Seguro que el trabajo con el psicólogo puede ayudarle a superar estos retos «mentales», pero desde mi punto de vista, la opción de incorporar el entrenamiento mental de forma proactiva como parte de un proceso de entrenamiento integral tiene mucho más valor (independientemente de que ante un problema puntual se acuda a un profesional específico).


Evidentemente el talento, la genética y las habilidades innatas ayudan a llegar a la élite de tu deporte. Pero cuando estamos en una horquilla de nivel relativamente parejo, la diferencia entre un deportista que gana de forma consistente y otro que no, es básicamente mental. 


Mi función como Mental Game Coach es ayudar a mis clientes a concentrarse en la tarea que están desarrollando en cada momento sin interferencias exteriores, a gestionar las emociones en situaciones de presión, a desarrollar la confianza en sus capacidades, a crear sistemas y rutinas que les ayuden a mejorar cada día y a rendir al máximo de sus capacidades físicas y técnicas en la competición.


¿Qué trabajarás con tu «Mental Game» Coach?

Establecer objetivos.

Seguro que tienes una idea general de lo que quieres conseguir, pero ¿cuanto tiempo le dedicas a tener la claridad necesaria de lo que quieres conseguir y como vas a hacerlo?. Seguramente mucho menos del necesario. Desarrollar tu Juego Interior junto con tu coach implica establecer objetivos de la forma adecuada, a largo, medio y corto plazo. Asegurarte de que es lo que realmente quieres y que te proporcionen la energía necesaria para avanzar hacia ellos. Aprenderás a trabajar sobre aquello que está bajo tu control, desarrollando un plan de acción, y un sistema de revisión y ajuste del proceso que te dará las máximas probabilidades de alcanzar tus objetivos. Tendrás la claridad necesaria para tomar las decisiones que más te beneficien en el camino que has elegido.

Potenciar tu rendimiento.

Aprenderás y entrenarás estrategias psicológicas para ayudarte a competir de forma consistente, a mantener el máximo nivel en los momentos claves, gestionar las emociones y la presión, las malas rachas y los errores. A mantener la concentración en los entrenamientos y en la competición, minimizando las distracciones (tanto externas como internas). Entrenarás competir a tu máximo nivel aumentando las posibilidades de entrar en ese estado mental ideal que llamamos «La Zona». El programa de entrenamiento mental incluye técnicas como: Visualización, relajación, control de la respiración y meditación.

Disfrutar de tu deporte.

No podrás alcanzar todo tu potencial si no te gusta lo que haces. El trabajo con tu coach te ayudará a tener presente tu visión, a la vez que vas dando los pasos necesarios para avanzar hacia ella. Mantener en tu mente tus objetivos te permite recargar la motivación necesaria para superar los obstáculos que surgen en el camino, mientras tu atención está puesta en mejorar un poco más cada día. Sabes que tu compromiso es comprobar todo lo bueno que puedes llegar a ser y de ahí obtienes la fuerza y la energía para continuar.

Control de la mente.

Desarrollarás la capacidad de atención y concentración para obtener el máximo rendimiento de cada entrenamiento y dar lo mejor de ti en competición.Entrenarás con un objetivo claro, obteniendo el máximo de cada sesión. Y aprenderás a competir centrado en lo que ocurre en cada momento del juego. Concentrado en el presente, sin que tu mente interfiera (o que lo haga lo menos posible) dejando que tu potencial y tu entrenamiento hagan su trabajo. El entrenamiento en el Juego Mental te ayudará a dominar tu diálogo interior y crear la actitud positiva necesaria para un alto rendimiento. El diálogo permanente que mantenemos dentro de nuestra cabeza puede ser nuestro mayor enemigo, creando dudas y provocando una perdida de confianza. No queremos eso. Queremos que sea un aliado y será una de las partes claves en el trabajo con tu Coach. 

Un Mental Game Coach también puede ayudarte a manejar situaciones de conflicto dentro de un equipo y ayudar a que te comuniques de forma más efectiva con tus compañeros y/o entrenadores. En deportes de equipo tu rendimiento se ve influenciado en gran medida por la sinergia del equipo y hay que saber entenderlo y manejar las posibles situaciones de la forma más efectiva posible.


Otra área de influencia es en los momentos en los que estás apartado de la competición, bien por culpa de una lesión o bien por decisión técnica. Gestionar emociones que puedan surgir como la frustración, ansiedad, miedo o mantener la disciplina, concentración y actitud positiva para recuperarte físicamente lo antes posible o buscar las opciones que te permitan volver al equipo de nuevo es también un objetivo del entrenamiento mental.


Hay muchas otras consecuencias positivas del desarrollo del Juego Mental: toma más efectiva de decisiones durante la competición, no perder la concentración frente a rivales más débiles o en los momentos claves, no descentrarse por factores externos como un rival tramposo, malas decisiones arbitrales o un público hostil, superar imprevistos, aprender más rápidamente, etc…. y la mejor de todas ellas es que los beneficios de las habilidades mentales no se quedan solo en el ámbito deportivo. Te las llevas «puestas» y las podrás aplicar en cualquier otro entorno de tu día a día.

Una inversión muy rentable

Merece la pena que dediques el tiempo y el esfuerzo que requiere el trabajo de potenciar tu Juego Interior. El trabajo con un coach de tu confianza puede ayudarte mucho en el camino que has elegido y en el desarrollo de tu máximo potencial.  Hay una gran diferencia entre «conocer» algo e «integrarlo» en tu vida. Que sepas que es fundamental desarrollar tu Juego Interior y que conozcas herramientas para trabajarlo es una cosa. Aplicarlo a tu vida y entrenarlo cada día es otra muy distinta.

De nuevo, piensa en el resto de entrenamientos en otras áreas. Hoy en día, a través de internet, disponemos de la información que queramos. Sabemos como entrenan los mejores deportistas. Solo tenemos que buscar un plan de entrenamientos y aplicarlo nosotros mismos. En principio, sería así de sencillo. En la practica, sabes que un buen entrenador es clave para tu éxito como deportista. De hecho, ya no sería suficiente. Un deportista de élite dispone de un «equipo» de entrenadores y colaboradores que le rodean.

Nadie llega solo a la cima. No lo olvides.

“Soy mi peor enemigo; normalmente soy yo el que me derroto a mí mismo.”
Timothy Gallwey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *